Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Administración Financiera

Aprenda más sobre presupuesto, ahorro, y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

¿Necesitas un socio?

La decisión de contar con un socio no se debe tomar a la ligera, pues ellos también tendrán voz y voto en la empresa. En el siguiente artículo te presentamos algunos puntos en los cuales puedes centrar tu atención al momento de pensar en una sociedad.

  • Nuevas inversiones: una de las razones por las que quizás puedes comenzar a pensar en hacerte de uno o varios socios, es para abrir más sucursales de tu negocio. Ello traerá consigo, por ejemplo, multiplicación de responsabilidades y mayor capital. Un socio puede ayudar a que estas nuevas aperturas no sean tan complicadas.
  • ¿Qué socio requieres?: elegir un socio no solamente significa pedirle a alguien que forme parte de tu compañía. Te sugerimos pensar para qué lo necesitas, es decir, si requieres a alguien que aporte capital, que colabore con ideas innovadoras, que se encargue de la parte técnica, entre otros. Te recomendamos estar atento al perfil de tu socio.
  • Filosofía de negocios: te sugerimos que al momento de pensar en un socio, tomes en cuenta que la persona que llegue a trabajar contigo cuente con la misma visión empresarial. Preferentemente, ambos deberán tener los mismos objetivos y metas, para que el negocio prospere. Es importante que desde el principio le plantees lo que buscas.
  • Define cantidades: si ya elegiste a la persona que fungirá como socio, el siguiente paso será definir el porcentaje de acciones que tendrá cada uno. Es necesario que lleguen a un acuerdo que beneficie a ambos.
  • Establece reglas: es importante que se establezca cuáles serán sus derechos y obligaciones como socios. Esto evitará posibles malentendidos entre ustedes.

Formar una sociedad, no debe ser una decisión tomada a la ligera. Hay varios factores en los que debes pensar, ya que todo lo que hagas en ella no sólo dependerá de ti. Recuerda que lo que ocurra dentro de la empresa será también para el beneficio de tus próximos socios.