Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Calculadoras de Finanzas Prácticas

También pueden ser bajadas gratuitamente en la tienda Apple para usuarios de iPhone, iPad y iPod touch.
Bajar

Administra tu tiempo y hazlo rendir

¿Cuántas veces te has dado cuenta que dejas varios pendientes en tu oficina al día y se te van acumulando tus actividades diariamente? Seguramente un par de ocasiones, pero ¿ya sabes por qué sucede?

En nuestra cotidianidad existen una serie de distractores que nos impiden terminar todas las cosas que tenemos que hacer en el trabajo, pero no te preocupes, te damos algunos tips para que seas más eficiente en el trabajo y no tengas que quedarte horas extras.

Organización: ésta es la clave para que tengas un muy buen día laboral. Antes de comenzar tu jornada, puedes elaborar una lista en donde enumeres todas las actividades que tendrás que realizar. Dale la prioridad necesaria a cada una de ellas, para realizarlas y entregarlas en el tiempo requerido.

Cuida tus citas: presta atención en las citas de trabajo que tengas. Procura siempre apuntarlas en tu agenda, para que llegado el día, no tengas problema en acudir a ellas, y sobre todo, no se te empalmen con otra reunión. Puedes hacer uso de agendas electrónicas o tradicionales.

Evita distractores: puedes comenzar por identificar todos aquellos elementos que te distraigan de tus actividades y trata de corregirlos. No pierdas un tiempo que puede ser muy valioso y fundamental para el desarrollo de alguna tarea dentro del trabajo.

Uso de redes sociales: intenta disminuir el tiempo que le dedicas a la revisión de tus redes en la oficina, pues aunque no lo creas, este es un distractor muy común. Si para ti es sumamente importante estar conectado, te sugerimos que ingreses a ellas ya sea a la hora de la comida o al finalizar el día.

Toma un respiro: aunque parezca extraño, es necesario que en algún momento del día, detengas unos minutos tus actividades. Cuántas veces sucede que ya estás saturado y no piensas claramente en lo que estás haciendo. Por eso, te recomendamos que te levantes a tomar un poco de aire, alguna bebida o estires tus piernas. De esta manera puedes comenzar a pensar con más claridad y un poco más descansado.

Cumple tus horarios: “no por mucho madrugar amanece más temprano”, dicho popular muy cierto. El compromiso y la responsabilidad se perciben también en la puntualidad, así que cumple con tus horarios de entrada, de salida y de comida. Procura no excederte luego del término de tu día laboral, eso puede hablar de la poca organización que tienes de tu día.

No olvides que en el ambiente de los negocios, el tiempo es dinero, así que no lo desperdicies y cumple con tus actividades. Así tendrás muchos beneficios.