Tu asesor financiero personal

Síguenos

Facebook Twitter Twitter

Conviértete en un guardián de las finanzas

Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Check Up financiero

Constantemente nos preocupamos por hacernos revisiones médicas y de esta manera darnos cuenta que estamos bien de salud. Pero, ¿tienes la costumbre de hacer lo mismo con tus finanzas?, si tu respuesta ha sido negativa, es buen momento para que comiences a hacerlo.

Revisa y compara: si elaboraste un presupuesto a principio de año, pero no sabes si lo has seguido al pie de la letra, puedes realizar un análisis justo ahora. Compara los gastos que estás realizando con lo presupuestado y date cuenta si estás dentro de los parámetros que te estableciste al iniciar el año, o si de plano, ya te saliste de él. Si sigues dentro, felicidades, pero si estás identificando que ya hay fallas importantes, elabora un plan de acción para que no termines el año con deudas.

Planifica a futuro: el ahorro es la base de las finanzas personales. Muchas veces no pensamos en el futuro o en nuestro retiro, pero es un aspecto que tiene realmente mucha importancia. Quizás por el momento estamos acostumbrados a determinado nivel de vida, ¿estás seguro que podrás continuarlo una vez que llegues a la etapa del retiro o jubilación? Asesórate bien para que tengas diversas opciones que te permitan planificar tus finanzas en los próximo años.

Imprevistos: uno nunca sabe en qué momento se pude presentar una situación que no teníamos contemplada, como un accidente, enfermedad, despido, etcétera. Por eso, es recomendable analices si cuentas con un ahorro suficiente para estos casos. Te sugerimos que guardes un porcentaje de tu sueldo para estas situaciones y no te agarren desprevenido.

¿Pagas a tiempo?: si eres usuario de tarjetas o cuentas con algún tipo de crédito, sabrás que es fundamental pagar a tiempo para no generar impuestos que aumenten tu deuda. Revisa los diferentes abonos que has realizado a esas cuentas e identifica qué tan cumplido eres en este aspecto para que modifiques o sigas por el mismo camino. Recuerda que cumplir te generará beneficios en tu historial crediticio.

No pierdas el control: ser cuidadoso en los gastos que haces es fundamental. Trata de no hacer compras compulsivas, pues eso hará que tu economía se vea afectada. Olvídate también de los gastos hormiga, que como sabes si los vas sumando, te darás cuenta que has gastado una cantidad importante de dinero.

Nuestras finanzas no son algo que se tengan que tomar a la ligera. Recuerda que el buen uso que le demos en un principio, se verá reflejado en un futuro.